Diferencias entre cuadros de mando operativos e integrales

Posted by Samuel on enero 07, 2015
Software de gestión

Business Intelligence

Los cuadros de mando o dashboard son herramientas empresariales que nos permiten monitorizar el cumplimiento de los objetivos de la empresa vía online. Para eso utilizan una serie de indicadores o KPI (Key Performance Indicator) en el marco de un plan estratégico elaborado por la empresa. La principal ventaja de los cuadros de mando es que nos permiten ver la evolución del negocio en el desarrollo de una estrategia.

Un cuadro de mando es también una herramienta de Business Intelligence y su función es la del seguimiento, no el análisis exhaustivo de los datos. Los diferentes cuadros de mando que podemos encontrar en la red difieren a veces en el enfoque, la perspectiva y la estructura. Sin embargo, también hay diferencias sustanciales entre los conocidos como cuadros de mando integrales y los cuadros de mando operativos. Es lo que vamos a explicarte a continuación.

Cuadro de Mando operativo (CMO)

Se trata de una herramienta de control dirigida al seguimiento de variables operativas, o sea, determinadas variables que pertenecen a departamentos de la empresa específicos.

Esto puede ser de gran utilidad para el manejo del cuadro de mando dentro de un entorno aislado. No se trata solamente de hacer un seguimiento de los resultados de un negocio en términos globales, sino datos que pueden ser de interés para una parte del negocio.

Es el caso por ejemplo de los CMO para marketing online, donde se cruzan y combinan todos los datos disponibles, recolectados de los diferentes canales de la empresa. Obviamente, estos datos de seguimiento e indicadores necesitan ser procesados con otras herramientas de Business Intelligence, orientadas al análisis de datos, como un DDS (Sistema de soporte de decisiones).

Cuadros de mando integrales (CMI)

Es el que se recomienda para la gestión de una empresa. Pueden venir incluidos en el programa de gestión de un negocio. Los Cuadros de Mando Integrales (CMI) suelen estar en manos del CEO, Gerente o Director General de una empresa y hacen referencia a todas las áreas del negocio. Se puede hacer un seguimiento desde una perspectiva financiera, enfocándose en los procesos internos del negocio, haciendo un seguimiento de clientes o distribuidores, o en lo que respecta a la formación y crecimiento de los recursos humanos y materiales de la empresa.

Cada negocio debe determinar cuáles son las variables de seguimiento que más le interesan en la toma de decisiones. Tener demasiados indicadores puede resultar confuso; es mejor centrarse en aquellos que más interés tengan para el negocio en concreto.

¿Estás utilizando un cuadro de mando en la nube para tu negocio?

Be Sociable, Share!

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *